VPN gratuita, Navegador Opera

VPN (Red Privada Virtual) gratuita en el navegador Opera. Explora la web con mayor privacidad. “El navegador web Opera, es actualmente el único navegador que incorpora un servicio de VPN integrado en él, sin necesidad de contratar ningún servicio de VPN de terceros. Este servicio nos permitirá navegar por Internet ocultando nuestra dirección IP, y además, podremos elegir entre diferentes continentes para que la latencia de la conexión sea la menor posible, y que su velocidad sea la mayor disponible“.
Fuente: https://www.redeszone.net/tutoriales/vpn/opera-vpn-analisis-configuracion-rendimiento/vpn gratuita.
https://www.opera.com/es-419/features/free-vpn

Cinco documentales para abrir los ojos y esconder tus datos

capitalismo-vigilanciaArtículo de la sección Retina del digital elPaís sobre el capitalismo de vigilancia: “Si has visto ‘El gran hackeo’, el documental sobre Cambridge Analytica, y te has quedado con ganas de más, te traemos algunas sugerencias… (Si no lo has visto y te interesa proteger tu privacidad en internet, también puedes pinchar en el enlace)“.
https://retina.elpais.com/retina/2019/07/30/fotorrelato/1564485373_424881.html

¿Y quién vigila a los vigilantes?

Post recuperado de KnowHow…

NOTA a 29/07/2017: Me apetecía volver a re-publicar esta e-reflexión, porque sigue estando de actualidad, por desgracia…

Otra e-reflexión sobre el control de la privacidad en la Red

Publicada originalmente el 06/06/2013, G.B.
La verdad es que estoy bastante sorprendido -bueno, es una forma de hablar-, y no gratamente, acerca de la intención del Gobierno de contemplar la introducción de troyanos en equipos informáticos de presuntos sospechosos para luchar contra el cibercrimen. Vamos, apagar el fuego con más fuego… Como si un verdadero hacker no pudiera saltarse ‘a la torera’ esa ‘chapuza’ que se pretende, y que estoy casi totalmente convencido de que ha surgido de una ‘cabecita’ que no conoce demasiado bien cómo funciona Internet.

Los hackers deben estar riéndose a gusto con esta proposición que nos hacen nuestros dirigentes, bueno, alguno de ellos, que también hay políticos inteligentes, decentes, honrados y que se preocupan por el bienestar de sus conciudadanos, a los que sirven. Lamentablemente, sospecho que a esos políticos buenos no se les presta, no les prestamos  la atención que  debiéramos…

No sé, pero creo que moralmente no es nada aceptable porque ¿cómo se demuestra realmente que se ha vigilado a personas presuntamente culpables de un delito? ¿Hecha la ley, no estará hecha la trampa, como la sabiduría popular afirma? ¿Al introducir un troyano -probablemente en equipos bajo sistemas operativos Windows, que es lo que la mayor parte de gente utiliza, por desgracia- no se podrá crear ‘falsas pistas’ si los responsables de dicha investigación son corruptos, cosa que por desgracia cada día vemos más? Y no quiero decir con esto que el cuerpo de la policía -que sería la encargada de llevar ‘este tema’- sea corrupto, pero los que manejan el ‘cotarro’, nuestros queridos políticos, ya no son al cien por cien de fiar, por desgracia…

¿Y si álguien fuera molesto, reivindicativo o tuviera datos e información que pudiera desmantelar algún tipo de actuación o decisión de alguno de las ‘manzanas podridas’ que todavía pudieran quedar en altos estamentos con total capacidad de decisión y completa inmunidad, qué pasaría? Me da hasta miedo pensarlo…

Espero que aquellos que toman las decisiones por nosotros sean más responsables y mucho más coherentes, además de solidarios. ¿Pido mucho…?

Como diría un personaje famoso de las novelas de Terry Pratchett, aunque la frase venga de lejos, la haya tomado prestada: “¿Quién vigila al vigilanteThe answer, my friend, is blowing in the wind

¿Estamos creando una Matrix?

Una pasada ‘furtiva’ por este blog para una pequeña e-reflexión…


Post recuperado de KnowHow…

Valencia, 20/05/2017, G.B.

Me paso de nuevo por KnowHow, aunque esté ‘parado’, para hacer una pequeña e-reflexión, probablemente solo para mí. Y es que me da la impresión de que cada día nos acercamos más a una especie de Matrix, a una despersonalización constante, a una carrera hacia un fin tecnológico, mientras los que la fomentan piensan que están haciendo un favor al conjunto de la humanidad (mientras sus bolsillos se llenan y cavan una tumba colectiva…). Ojalá lleguen a ser conscientes de que el dinero no se come, y de que nadie es eterno…
Hoy por hoy ves a la gente pegada a sus smartphones (o teléfonos ‘inteligentes’), orgullosos de su Instagram o red social favorita; mostrando al mundo virtual lo felices y llenas que son sus vidas… Yo ya llevo demasiados años en esto y veo que las cosas se han torcido, que el ‘marketing’ ha ganado la mano, que las personas venden sus vidas por un foco de luz imaginario, que nada es lo que parece y lo que parece realmente no es, que en definitiva estamos perdiendo el Norte (si alguna vez hemos podido vislumbrarlo). Y bien poco -por desgracia- podemos hacer. ¿O tal vez sí? Quién sabe…

Al menos queda el derecho -y hecho- al pataleo, que algunas veces en la Historia ha germinado en algo bueno. Espero que todavía queden opciones, por el bien de los que vendrán detrás.

Cierro este paréntesis con una cita:

There’s some fiction in your truth and some truth in your fiction…“. From The Boy (Animatrix).